Blog


12 de enero de 2017

Oro negro oriental

Oro negro oriental

Al principio fueron África y Oriente próximo los que se enamoraron de esta bebida negra y aromática. Hoy en día, Etiopía, antiguamente conocida como Abisinia, es considerada la cuna del café. Algunos lingüistas piensan incluso que el café debe su nombre a la provincia abisinia de Kaffa. Es en estos terrenos sonde crecieron de manera silvestre las primeras plantas de café de la especie Arábica. El cultivo regular de café comenzó bastante después, alrededor del siglo VI. Se comenzó entonces a transportar café desde Abisinia hasta Yemen, que poco después se convertiría en uno de los centros de comercio de café más importantes.

Desde Yemen, el café se extendió por las tierras del Islam. Debido a su carácter excitante, al principio estaba prohibido. Sin embargo, entre los partidarios del café comenzó a circular rápidamente una leyenda que decía que el mismo profeta Mahoma había recibido de San Gabriel Arcángel un grano de café que habría de ayudarlo a concentrarse en la oración durante más tiempo. La prohibición de consumir café fue levantada, y los árabes y turcos comenzaron a comerciar con granos de café, un comercio que empezó a dar cada vez más beneficios.

El café verde es un café que no ha sido tostado. Es de sabor delicado, con notas avinadas, pero sin el gustillo amargo ni el aroma ahumado característico de los granos de café tostados.

En el siglo XV beber café se convirtió en la excusa perfecta para los encuentros sociales. Todo indica a que las primeras cafeterías aparecieron ya en el siglo XVI en Constantinopla. Se las conocía con el nombre de “escuelas de la sabiduría”, ya que eran los lugares donde se reunían las personalidades destacadas de la época. Los allí reunidos jugaban al ajedrez o debatían con afán sobre temas de actualidad. Hubo un tiempo en el que las cafeterías fueron también el lugar de reunión de músicos y bailarines.

Cafés naturales Aurile

Con el paso del tiempo, conforme el café se fue haciendo cada vez más popular en Europa, los árabes comenzaron a proteger sus plantaciones y guardar los secretos que conocían sobre la preparación del café. Los precios cada vez más altos de los granos de café llevaron a los comerciantes holandeses a realizar prácticas poco éticas. Algunas fuentes indican que para comenzar el cultivo en su colonia de la Isla de Java les robaron a los árabes sus brotes de café. De esta manera, el monopolio árabe para la producción y el comercio de café terminó.

¡Siente la fuerza verde!

Cada día nos levantamos y necesitamos una nueva dosis de energía. Una forma ideal para obtenerla es beber café verde, que no solo despierta, sino que también influye positivamente en el funcionamiento del organismo. No te pierdas el café Aurile Pure Green, ¡el primer café verde en bolsitas piramidales!

La riqueza del café verde

Estudios científicos han confirmado que el café verde posee cualidades prosalud. El ácido clorogénico contenido en el café verde posee propiedades antibacterianas, antivirales e incluso antifúngicas. A la mayoría de las mujeres seguro les alegrará saber que dicho ácido también ayuda a perder peso, ya que reduce la cantidad de azúcar que absorbe el tracto digestivo. Esto provoca que el organismo se vea obligado a utilizar las reservas almacenadas previamente. El café verde es, pues, un aliado en la lucha por una silueta esbelta.

El café verde contiene grandes cantidades de ácido clorogénico (CGA), que es un potente antioxidante, y gracias a la presencia de cafeína, mantiene sus propiedades estimulantes.

¿Y por qué es verde, un color tan atípico para el café? El café verde no ha sido sometido a nungún proceso de tueste, que es lo que precisamente hace que los granos de café se vuelvan marrones. Ahí reside el secreto del café verde.

Descubre una nueva dimensión del café: prueba Aurile Pure Green

El café Aurile Pure Green ha sido elaborado a base de granos de café Arábica de Perú procedente de cultivos ecológicos, donde no se utilizan abonos químicos y cada grano es recolectado a mano. Tiene un sabor delicado, con notas avinadas, pero sin el gustillo amargo ni el aroma ahumado característico de los granos tostados. Aurile Pure Green se diferencia de otros cafés por la facilidad con la que se prepara: basta con poner una bolsita piramidal en una taza y verter agua caliente.